El culto al cuerpo es algo fundamental para mantener la autoestima. Se trata de un modo de vivir, en el cual nosotros somos el centro. No se trata de hedonismo barato, sino de entender que si no nos queremos nosotros, en primer lugar, nadie nos querrá. Actualmente se mantienen en los gimnasios unas pesas baratas que son muy útiles para mantener el cuerpo humano en su peso ideal.

¿Cuál es el peso ideal del cuerpo humano? Cada persona debe tener un peso ideal, con el cual se sienta bien y si organismo se sienta sano. Los nutricionistas y entrenadores aconsejan medirse y pesarse para tener la certeza de la cantidad de kilogramos exactos que debemos alcanzar o mantenernos. Para medirse solo es necesaria una cinta de medida, igual a las que emplean las costureras. Es muy fácil encontrar una cinta de este tipo en el supermercado o en una tienda boutique de alta costura. No obstante, si nunca te has medido, lo más indicado es que tu entrenador o nutricionista lo haga por ti. Se trata de una medición sencilla, pero que resulta un tanto incomoda si la hacemos nosotros mismos. Las partes del cuerpo que se miden son: el grosor de los brazos, la cintura, las caderas, el busto, el abdomen y los muslos. Cada una de estas partes del cuerpo humano es susceptible de almacenar cantidades de grasa que terminan por deformarnos el cuerpo. Cuando engordamos es precisamente porque estamos alimentándonos mal. Por lo tanto, nuestro metabolismo trabaja de manera desorganizada y almacena la grasa o lípidos en las partes más insospechadas.
En el caso de las mujeres es muy común que la grasa se acumule en los brazos. Esto es muy desagradable, pues los brazos son una parte del cuerpo que está muy expuesta, según las normas del vestir occidental. Otra zona muy proclive a la acumulación de grasas son los muslos. Esto es sumamente controvertido pues los muslos se ensanchan con mucha facilidad y la fémina parece muy gorda. Recordemos que la paranoia del siglo XXI es verse siempre delgada (rayando la anorexia). Este tipo de modelos de “mujer perfecta” han sido fuertemente criticados por diversos especialistas, que alegan cómo muchas mujeres sucumben a la locura de las tallas ideales y terminan dañando su salud. Un recurso muy común es someterse a cirugías plásticas de grandes medidas. Esto es muy dañino para la salud humana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *